5 Rievirtiendo la Desertificación


  • 12:00pm a 12:45pm, cuarto hablante, 45 min
     (traduce Felipe)
    Tony Rinoudo: "Contra viento y marea: revirtiendo la desertificación en tierras áridas y semiáridas"
Tony Rinaudo

Tema:
 Tony hablará sobre el desarrollo y proliferación de la Regeneración Natural Manejada por el Agricultor (Farmer Managed Natural Regeneration, FMNR), desde ser tan solo una docena de hectáreas y un puñado de pobladores en 1983 hasta las más de 6 millones de hectáreas de hoy, con actividades iniciadas en 7 países y un interés creciente de otros. Él nos contará sobre los factores críticos para el éxito –por qué y cómo prolifera la FMNR y lo que necesitan aquellos que quieran promocionarla en otras regiones. Éste será el principal foco de la presentación, pero también entregará un resumen del punto en que están respecto al desarrollo y promoción de las acacias australianas de semillas comestibles, para la nutrición humana y los sistemas de cultivo agro-forestales en regiones semiáridas.


Antecedentes:  Luego de obtener una licenciatura en ciencias rurales y un certificado en Biblia y misiones, Tony y su esposa Liz pasaron 18 años en la República de Níger con la organización ‘Serving in Mission’. Tony dirigió el Proyecto de Desarrollo Integrado de Maradi entre 1981 y 1999. Esto incluía administrar intervenciones para el alivio de la hambruna y el desarrollo de programas agrícolas de largo plazo para promover la agricultura orgánica, la reforestación, sistemas diversificados de producción de alimentos y salud comunitaria. Los métodos de regeneración natural desarrollados y promovidos fueron recogidos por los agricultores y han contribuido con la revegetación de más de cinco millones de hectáreas tan solo en Niger. Tony también fue instrumental en la introducción de las acacias australianas de semilla comestible en los sistemas agrícolas nigerinos y su promoción como alimento humano.

Tony se unió a World Vision en 1999. En su primer puesto como coordinador superior nacional de programa, supervisó proyectos en varios países africanos. En 2008 Tony realizó el Curso de Diseño de Permacultura con Bill Mollison y Geoff Lawton. Hoy en día, Tony es consultor para el manejo de recursos naturales de World Vision y en tal condición asesora a proyectos agrícolas, forestales y medioambientales. Durante 2009, Tony dirigió el Grupo de Trabajo Agrícola que hizo evaluaciones de los programas agriculturales de World Vision en tres países piloto y entregó recomendaciones. Tony dirige talleres en reforestación, medioambiente y agricultura sustentable.


Contra todos los pronósticos: Revirtiendo la desertificación en tierras áridas y semi-áridas.


Transcripción y traducción de la conferencia de Tony Rinaudo en la Décima Conferencia Internacional de Permacultura de Amán, IPC10,17/9/11. Por Felipe Fernández.

http://www.youtube.com/watch?v=Dm_qlyvdZ_A


Gracias por la calurosa bienvenida. Especialmente quería agradecer a Geoff por invitarme y al Instituto de Permacultura por hacer posible mi visita. Espero que se entusiasmen con la historia que voy a compartir con ustedes hoy, una historia sobre un movimiento de reverdecimiento y la historia detrás de la Regeneración Natural Manejada por el Agricultor (RNMA), que es un movimiento de reverdecimiento que en realidad no implica plantar árboles. Espero que los inspire y que algunos de ustedes comiencen su propio movimiento y reciban parte de la visión que tengo para esta actividad.

Comencé este trabajo hace más de 30 años en la República de Níger en el África Occidental, a donde llevé en ese entonces a mi muy joven familia a éste país al borde del desierto del Sahara. Creo que como un joven graduado de agricultura, durante los primeros seis meses estuve en estado de shock: este hombre [foto] no está parado en la mitad del desierto del Sahara, esa es su granja, es el segundo año consecutivo en que su cosecha ha fracasado totalmente y en ese año en particular, ya había plantado tres veces su cultivo. Yo estaba un poco preocupado por mi amigo por que se iba caminando sólo, pueden ver como lleva los hombros bien encorvados, y empezaba a hablar solo, creo que estaba muy pero muy preocupado, ¿cómo voy a alimentar mis quince hijos?, como ustedes lo estarían. Yo estaba completamente sobrepasado por todo lo que enfrentaba, aquí supuestamente yo era el experto residente, y entré en contacto con un paisaje muy, muy degradado, donde ocurría una rápida desertificación, vientos de más de 70 km/h durante el cultivo, temperaturas de la superficie del suelo que sobrepasan los 60º C, osea un ambiente muy, muy hostil para los cultivos. Había toda una gama de distintos problemas de enfermedades e insectos que la gente enfrentaba. El principal cultivo de alimentación es el mijo, la dieta básica de la gente, y en cualquier año puedes tener este inmenso rango de problemas e insectos. Un ejemplo extremo, en 1988 tuvimos un comienzo del año seco, las lluvias se demoraron en llegar y la gente se atrasó con la plantación del cultivo (cuando sólo tienes una ventana de 4 meses de temporada de lluvia es algo muy, muy importante pues cada día de atraso reduce potencialmente el rendimiento de ese cultivo), entonces comenzaron tarde y luego hubo tormentas de viento, cada vez que replantaban el cultivo venía una tormenta de viento y sepultaba todo, algunos agricultores replantaron sus semillas 5, 6 hasta 8 veces y no es que tengan una fuente infinita de semillas sino que es su reserva de granos, lo que siembran de eso significa tanto menos para comer, e incluso en un año considerado "bueno" la gente rara vez cosecha suficiente comida para pasar el año. Así, continúan plantando y algunos cultivos empieza a crecer, pero luego tuvimos una plaga de langostas que aún en la etapa de ninfas cubrieron la tierra como una delgada alfombra y cada plantita de mijo que asomaba su cabeza en la superficie era arrasada; tuvimos cuervos que podían ver donde estaban los agujeros plantados y escarbaban para sacar la semilla y comérsela; y tuvimos una plaga de ratas. Algunos cultivos lograron milagrosamente salvarse de todo esto y luego tuvimos perforadores de tallo, estas pequeñas orugas que a medida que crece el mijo taladran el tallo comiéndolo por dentro, reduciendo su capacidad de absorber agua y nutrientes. Lo que logró salvarse fue luego atacado por perforadores de cabeza, otro tipo de oruga especializada en comerse el grano, y que de hecho derrocha más de lo que come pues se arrastra debajo del grano de la cabeza del mijo y empuja y bota más de lo que realmente consume. Pero al final no importó mucho tampoco, porque la lluvia se acabó antes ese año y nada alcanzó la madurez y la gente se quedó con absolutamente nada. Ese fue un año especialmente extremo, pero les da una pequeña imagen de lo que son las condiciones. En cualquier año es posible tener cualquiera de esos problemas individuales, una combinación de ellos o, como en este caso, todos juntos.

En un año normal tenemos una temporada seca de 8 meses al año y la lluvia, cuando llega, es muy variable, desde los 150 mm hasta más de 500 mm en años muy buenos, pero a veces no llueve casi nada y las sequías ocurren con mucha frecuencia. Incluso en los años buenos hay una gran escasez de forraje animal con tasas de mortalidad y morbidez muy altas, y muy a menudo las vacas que dieron terneros o las ovejas que tuvieron corderos no tienen leche suficiente para sus crías porque están muy mal alimentadas y esto tuvo un gran impacto en la nutrición humana, en la generación de ingresos, pero incluso en términos de la agricultura el estiércol de estos animales es crítico para obtener buenas cosechas en ese suelo tan infértil... y así todo este flujo de efectos. 

Y así todos los años había escasez de alimentos. Durante nuestro período ahí en que nos involucramos en la lucha contra el hambre por cinco años fue un tiempo muy difícil, no solo para la gente sino también para nosotros los involucrados tratando de aliviar el hambre y organizando programas de ayuda por alimento. Esa experiencia de la hambruna, sobre todo la primera en 1984 que fue especialmente dura, tuvo un impacto muy grande en mi vida y formó mi determinación de tratar de apuntar a las causas en la raíz del problema, tratar de llegar al fondo y saber por qué pasa todo esto. 

En esa etapa estaba manejando el projecto de cortaviento y bosque productivo de Maradi (Maradi windbreak and woodlot project), que en resumen fue un completo fracaso, plantábamos al rededor de 4000 árboles por año, pero las circunstancias se apilaban en contra nuestra, incluso desde la etapa de vivero del proyecto, todo lo que podía salir mal solía salir mal. La gente estaba sacando agua de pozos que estaban entre 40 a 50 metros de profundidad, a 40º de temperatura y condiciones muy duras. Había que hacer cercas y no podíamos entregar material que no podía suplirse a nivel local, así que la gente tenía que hacer cercas de espinas para mantener alejadas a las cabras. Como era el único manchón verde en un amplia área de tierras estériles, atrajo a pájaros, lagartijas e incluso ranas, no se de donde salieron esas, y cavaban y hacían hoyos y daban vuelta los brotes jóvenes recién germinados, causando perdidas muy grandes. Un año, no se por qué, incluso tuvimos termitas que se comieron las bolsas de polietileno, así que cuando tomábamos un árbol para plantarlo se caía toda la tierra reduciendo las posibilidades de supervivencia de éste. 

Los árboles de esa foto sobrevivieron al primer año, pero aún están expuestos al ramoneo de las cabras, camellos... así que todo el proceso es una muy ardua batalla y muy a menudo lo que estaba haciendo parecía tan inútil como intentar barrer la arena del Sahara con una escoba de mano y una pala. Y me preguntaba, ¿cuántos años se tardará en tener algún efecto? ¿cuántos millones de dólares [se necesitaran]? ¿cuántas cosas? y realmente sentía que estaba perdiendo el tiempo. Yo entonces no sabía, años después me enteré, que ONG's y el gobierno de Níger habían gastado millones de dólares por un período de veinte años para plantar 60 millones de árboles de los cuáles hoy se ven muy pocos, simplemente no sobrevivieron, así que no era el único tipo loco que estaba tratando de hacer algo. En ese desaliento, estaba listo para rendirme y volver a casa, era todo muy difícil, pero la solución me llegó personalmente como la respuesta a una oración muy sencilla: "Hemos desbaratado el medio ambiente, la hermosa creación que nos has dado, y ahora la gente está sufriendo. Por favor ayúdanos y muéstranos lo que hay que hacer". Y por primera vez, incluso cuando en ese momento ya había estado ahí tres años manejando a través de este país casi a diario, al menos una vez por semana, año tras año por tres años, por primera vez vi lo que siempre había estado ahí, lo había visto sin verlo: si ven ahí al fondo [en la foto] todos esos pequeños montones verdes que se ven como pastos del desierto o arbustillos son en realidad tocones de árboles de lo que llamo un bosque subterráneo, y en realidad hay millones de árboles todavía en este paisaje degradado solo esperando una oportunidad de ser cuidados para crecer de nuevo hasta su madurez. Pero a menudo, por muchas razones, estamos ciegos a lo que está justo a nuestros pies. Es muy asombroso cuando tengo la oportunidad de hacer talleres sobre este método de regeneración y a menudo uno viaja y atraviesa el mundo para contar esta historia y la gente sólo mueve sus cabezas: a este tipo le pagaron para tomarse un avión y venir hasta aquí a mostrarnos lo que está a nuestros pies... es muy divertido. Pero ese descubrimiento muy simple, que no es exclusivo mío –en otras áreas del mundo se llama Regeneración Natural Asistida [Assisted Natural Regeneration], históricamente en inglés lo llamamos "coppicing" [chirpiales o vástagos] ] o "pollarding" [desmochado, trasmochado] así que no es algún gran descubrimiento aunque para mí fue una gran revelación y fue también el punto decisivo de todo lo que hicimos con ese trabajo. Y con eso vino el darse cuenta de que no estábamos luchando contra el desierto del Sahara –se tienen estos grandes esquemas, cinturones verdes, grandes planes de plantar árboles y detener toda esta pared de arena que viene del norte– no estábamos luchando contra el desierto del Sahara en absoluto, estábamos luchando contra actitudes y creencias y prácticas de manejo de la tierra, estábamos luchando contra políticas de gobierno mal dirigidas, políticas que se hicieron con buena intención para proteger la vegetación pero que tuvieron el efecto contrario. La política en términos generales era que el gobierno era dueño de los árboles y a la gente que dependía de ellos para su sustento no la dejaban tocarlos, y por supuesto, lo que no es ni tuyo ni mío, si no lo tomas tú entonces alguien más lo va a hacer, y lo que le pertenece al gobierno tiene que pertenecerle a todos y el resultado final de eso fue que prácticamente todos los árboles de ese paisaje, el tercio más al sur de la República de Níger, desaparecieron en el período de entre 30 a 50 años. Y entonces, mientras uno más se involucra en esto uno empieza a ver árboles en todos lados, lo que parecen ser tierras desnudas y estériles, cuando uno se baja del auto y caminas por los campos y a veces luego de tener que arrodillarse buscando, muy frecuentemente hay ahí un tocón de árbol que trata de volver a brotar, o una semilla que un pájaro o una cabra botó en su estiércol que germinó que no tiene la oportunidad de tener un poco de ayuda. Quizás requiera un cambio de prácticas para que la gente no los queme indiscriminadamente, tal vez sólo requiera abrir los ojos de la gente para que cuando aren la tierra no arranquen todos estos rebrotes. Mientras más miro, y he tenido el privilegio de viajar a muchos países por mi rol actual en World Vision, más veo potencial a este enfoque de reforestación.

No creo que sea que la mayoría de la gente no haya visto los árboles, sino que es un problema de que no tienen ninguna propiedad sobre esos árboles y no hay un beneficio real para los individuos por protegerlos. Así para la gente es mucho más fácil quedarse con lo que dicta la convención y no crear problemas con las prácticas normales de la cultura y hacer lo que hace todo el mundo. También hay una dificultad añadida, mucha gente cree que tener árboles en tierras de cultivo reduciría los rendimientos y si bien es cierto para algunas especies que dan mucha sombra o que generan competencia con los cultivos, en las diapositivas que siguen demostraré en general que con el tipo correcto de especies y el tipo correcto de poda, los rendimientos de los cultivos pueden ser no sólo duplicados, sino que a veces triplicados por la presencia de los árboles. Entonces aquí hay una definición muy simple de lo que es la Regeneración Natural Manejada por el Agricultor, regeneración sistemática de árboles a partir de tocones, raíces y semillas de árboles vivos. Insisto, no es algo complicado. Cuando hago talleres traigo una navaja de bolsillo de 2 dólares y básicamente describo lo que pueden ver ahí en la pantalla: se comienza con un tocón de árbol que tiene múltiples tallos porque el tronco principal ha sido cortado y toda su capacidad ha sido puesta en volver a crecer sin discriminar: impulsa veinte, treinta o a veces cincuenta tallos. Y es como tener una gran familia, si tienes demasiados hijos se hace muy difícil alimentarlos a todos. Y todo lo que le enseñamos a los agricultores, es que escojan los tallos más altos y más derechos, que corten el resto, y luego de los que han elegido, que poden las ramas laterales de la mitad o tercio inferior de modo de guiar su crecimiento. Otra creencia equivocada que jugaba en contra de las especies nativas, al menos en Níger, era que los silvicultores profesionales creían que las especies nativas crecían torcidas, eran muy lentas y no tenían mucho uso, entonces favorecían los eucaliptos y árboles de la india, como el nim [Azadirachta indica] porque había la impresión de que crecían rápido. Pero si se podan éstos árboles [nativos] , como ya tienen un sistema de raíces maduro, es muy difícil superar esa tasa de crecimiento, y con la poda van a crecer derechos, pero incluso si no lo hicieran no importa porque los usos tradicionales para leña y la construcción local no requieren maderas maleables. 

Entonces, desde el primer año empezamos a ver una diferencia. Ninguno de los árboles de la foto fue plantados, todo fue por la regeneración natural a partir de los árboles que estaban en el lugar pero que no habían sido vistos desde hace más de una generación. Si miran con cuidado hay otra diferencia en esa diapositiva, mientras que antes no había leña y las mujeres tenían que caminar horas buscando leña, ahora usaban los residuos de las podas para cocinar. Ahora por las podas de los árboles, e incluso cuando en Amán es bastante insignificante las podas que se pueden obtener de eso [foto], era suficiente para hacer la diferencia y la gente empezó a enmulchar. Y entonces empezó a haber una mejora en el suelo, en la retención de agua y reducción de la evaporación, y eventualmente en el rendimiento del cultivo. Entre el segundo y el cuarto año el lugar está irreconocible, e insisto, sin plantar un sólo árbol. Algunas de las personas más difíciles que tuve que convencer sobre este método son profesionales, y bueno, está este método muy barato que puedes hacer muy rápido con una navaja de bolsillo de dos dólares, y sin embargo el sistema en cierto modo ha gastado millones de dólares tratando de resolver el problema de la desertificación, tratando de reverdecer estas zonas semiáridas, ¿y tú estás tratando de decirme que lo puedes hacer con una navaja de bolsillo y un grupo de personas en su mayoría sin educación?, y yo digo sí, sí podemos, y eso es todo lo que se necesita.

Y la gente ha exagerado un poco en Níger, a veces me preocupa porque al principio les decíamos muy tímidamente, tal vez deja 20 árboles por hectárea, o quizás 40 máximo, pero no más, pues se podría afectar el rendimiento de la cosecha. Pero ellos mismos han experimentado y adaptado, han visto lo que funciona y lo que no, han visto que especies son árboles que fertilizan y cuales otras son muy competitivas con sus cultivos. Algunos de estos agricultores están dejando 150 árboles por hectárea en sus tierras de cultivo. En 2004 hubo una hambruna muy severa en Níger, pero la gente que estaba practicando esto no necesitó ayuda alimenticia. Aún tenían los mismos problemas que tenían los otros, con la sequía, la plaga de langostas, pero gracias a la protección de los árboles lograron obtener algún rendimiento de sus cultivos de mijo. Pero además de ese pequeño rendimiento, tenían leña y postes de construcción, ya sea para ellos mismos o para vender, y con el ingreso compraban comida extra. Tenían forraje de los árboles, semillas, vainas y en algunos casos hojas, por lo que sus animales no se murieron de hambre y tenían leche y carne y a veces animales para vender, tenían frutas silvestres, medicinas y todo. Así que la gente que estaba practicando esto no necesitó de ayuda contra el hambre ese año. 

No creo haber hecho un muy buen trabajo creando ambientalistas. Esta gente está viviendo al límite, necesitan sobrevivir. Y para mí, al tratar de analizar lo que está pasando aquí, por qué se están haciendo tanto cargo, siendo capaces de hacer tanto con los árboles. Es muy fácil ser puritano... sí, yo amo el medio ambiente y hay un espacio para la protección y las áreas protegidas, pero al trabajar con gente que está regularmente enfrentada a la hambruna hay que ser realistas y en este caso una gran parte de la motivación, además del aumento del rendimiento y los otros beneficios, gran parte de esta motivación yo creo, era la posibilidad de vender esa madera legalmente en el mercado abierto y obtener un ingreso. Gente con un poco más de energía e innovación añade valor a los productos, como obtienes muy poco dinero con la leña entonces la gente empezó a construir herramientas, mobiliario, techos duros, entonces ellos le añadieron valor y obtuvieron más dinero por unidad de madera. Justo ahí donde está el niño [foto], esto es en el primer año, muy poca cantidad de madera, incluso eso, para gente que camina tan lejos buscando leña, dependiendo de los residuos de la cosecha y en algunos casos incluso usando ni siquiera estiércol de vaca sino que de cabra como combustible principal para cocinar, incluso eso no lo menosprecian, hace una gran diferencia el primer año. Pero lo bueno fue que año tras año esos árboles crecieron y la gente no solo cubrió sus necesidades de leña sino que hubo excedentes para vender. Y en un área dónde la gente solía caminar 20 kilómetros si tenían una ocasión especial y necesitaban leña extra o sí iban a construir una choza y necesitaban madera de construcción caminaban hasta la ciudad principal a comprar madera importada de su país vecino Nigeria. Hoy tienen dos mercados de madera a la semana en algunas de estas aldeas y la gente de la ciudad viene en sus Land Rovers a comprar la leña de los agricultores –y creo que así tiene que ser.

Y así, los agricultores empezaron a desarrollar sus propias estrategias. Ahí a la izquierda [foto], habían puesto en práctica una suerte de sistema de rotación. De un tronco principal salían varios brotes (ven el principal ahí y los varios más pequeños en camino). Ellos cosechan el más grande, tal vez este año para cubrir sus necesidades actuales, pero seguían cuidando los otros para que estuvieran listos para cosechar los años siguientes. El agricultor de la derecha [foto] el ha decidido que es mejor dejar el árbol con su tronco principal y tan solo cosechar algunas ramas cada año, tal vez un tercio en una rotación de tres años, y así nunca destruye completamente el árbol. 

Creo que otro secreto de la propagación de este método de regeneración natural es que no le pusimos restricciones a la gente, tal vez nos habría encantado poner reglas y regulaciones y decir ésta es la manera correcta de hacerlo y no te desvíes de ella, pero le dimos a la gente la libertad de elegir ellos mismos lo que se ajusta a sus necesidades, qué condiciones de mercado buscan satisfacer, que cultivo quieren hacer, que especies necesitan en ese espacio, y dejarles esas decisiones a ellos. Creo que esta libertad le dio a la gente mucha confianza para experimentar, para hablar con sus vecinos, para encontrar soluciones ellos mismos.  

Y así, el gran cambio de ser gente que era constantemente afectada por hambrunas y pobreza, y ahora ciertamente no son ricos, pero están cómodos, pueden satisfacer sus propias necesidades y también obtener un pequeño excedente también. Y pueden ver ahí [foto] un poco de lo que está pasando con sus cultivos. Eso es mijo creciendo justo hasta el tronco del árbol. La arena estéril del desierto ahora se está enriqueciendo con la materia orgánica que cae de los árboles. Pueden ver arriba de su hombro izquierdo leña de este año lista para venderse, el tronco a su derecha probablemente será cosechado al año siguiente y luego tiene toda una serie de ramas creciendo, que está cuidando para los años futuros. 

Esto ha tenido un impacto dramático en los rendimientos de los cultivos y la producción animal, e insisto, en relación al tema de esta conferencia, que es el uso del agua, algunas de las cosas que están pasando ahí debajo de ese árbol [foto]. Este es un año de sequía y pueden ver como esos los cultivos que están más lejos de la influencia del árbol son los que están más afectados, tenemos el efecto de la sombra, de la reducción de la velocidad del viento, aumento de la materia orgánica –creo que pueden ver ahí las hojas que actúan como acolchado, algunas ya se han incorporado en la tierra y ahora es humus que retiene más humedad que la que cae– y además de esto tenemos un efecto fertilizante extra, pues durante esta temporada seca de ocho meses, no hay cercas en la mayoría de Níger y los animales vagan libremente, y ¿a dónde van a ir? hacia la sombra, van a buscar las vainas de semillas y las hojas para comer y la sombra, entonces todo ese estiércol se concentra mayormente en la base de los árboles y así también el ganado se beneficia con ese ramoneo extra que no existía anteriormente. Pueden ver el impacto en los rendimientos de las cosechas, en la investigación que hizo el Instituto de Investigaciones Agrícolas de [ininteligible] y es más del doble del rendimiento de los cultivos con la influencia de los árboles.

Éste es uno de los miedos más grandes de los agricultores, "Señor Tony, si dejo los árboles en mi campo ¿obtendré alimentos?". Es muy difícil convencer a la gente al principio, creo que tuvimos 10 o 12 pioneros, que o bien estaban siendo muy tontos al creerme o tenían un gran entendimiento de lo que estaba pasando aquí. Y pasó lo contrario de lo que la gente esperaba, en vez de reducirse, los mejores rendimientos de los cultivos se produjeron entre los árboles. Y luego una serie de otros beneficios siguieron a la restauración del medio ambiente. Esa esterilla [foto] en el norte de Ghana, probablemente de 4 m. de largo, cada montoncito verde que se ve representa una especie distinta que se ha regenerado en esa tierra. Hay frutos comestibles, medicinas tradicionales, tinturas, corteza que usar para [ininteligible], todas estas cosas distintas que se niegan a sí mismos a medida que destruyen el bosque y que ahora están de vuelta. Y los niños lo están pasando muy bien, apenas salen del colegio muchos se suben a los árboles hasta hartarse, y algunas de las frutas han sido muy escasas aunque tienen un lugar especial en la cocina tradicional, y los niños encuentran estas frutas raras y las venden en el mercado y con lo que ganan compran sus libros de texto. Ahora es evidente mirando en retrospectiva, pero nunca previmos los otros beneficios, que por supuesto cuando volvieron los árboles crearon un hábitat, y la vida silvestre, los insectos benéficos y los pájaros comenzaron a volver. Las garcillas bueyeras en el árbol de acacia albida son una fábrica gratuita de fertilizante que empieza su trabajo al salir el sol recorriendo los campos comiendo langostas, orugas, cualquier cosa que se mueva que sea más pequeño que ellas, dejando fertilizante a su paso. Las arañas comenzaron a volver, las mantis, lagartijas, todos los que no tenían escondites ni lugares desde donde emboscar a su presa, empezaron a retornar a los campos, lo que trajo un mayor equilibrio al ecosistema.

Y una de las cosas más importantes que salieron de esto, es que no era el proyecto de Tony, ni el proyecto de World Vision, ni de la organización en la que estaba entonces, sino que es el proyecto de la gente, y ellos son los mejores promotores. Hoy, hay más de 5 millones de hectáreas en Níger siendo manejadas bajo la Regeneración Natural Manejada por el Agricultor, y para ser honestos, ¡realmente no sabemos como pasó! Sabemos que tuvimos un papel, que le dijimos a la gente, que trajimos otros grupos, otras ONG's, gente de gobierno, grupos de agricultores, los entrenamos por un día y los mandamos de vuelta, mandé mis propios agricultores a través del país... pero no sabemos cómo se reforestaron 5 millones de hectáreas, excepto decir, los agricultores hablaron con los agricultores por sobre los portones de las granjas. Este hombre aquí en Senegal [foto] puso un poste de 6 m. con una bandera roja en la punta en una carretera que pasa por ahí y todo el mundo es curioso y para y pregunta, ¿de que se trata esto?, y él les cuenta toda la historia y les dice "¡tú también deberías estar haciendo esto!". Así se extendió orgánicamente de agricultor a agricultor. 

Mi anterior líder de equipo en World Vision solía alardear diciendo que "Tony es el único miembro de mi equipo cuyo trabajo puede verse del espacio exterior". Normalmente, cuando uno ve imágenes de satélite del Sahel uno esperaría lo contrario respecto a los años. Esto es 2003 [foto] donde todos los puntos son árboles, eso es 1975, y uno esperaría que lo contrario fuera cierto, pero a través de la expansión del movimiento la gente ha comenzado a adoptar el reverdecimiento. 

Otra sorpresa es que no tuvimos mayor apoyo de gobierno. Localmente, algunos de los guardabosques trabajaban con nosotros, eran muy entusiastas y daban premios a los mejores agricultores, pero a nivel nacional, la gente que trabajaba muy duro para participar y de crear políticas favorables para que esto se expandiera aún más lejos, no estaba escuchando.

Chris Reij, un investigador de Holanda, hizo esta declaración: "Ésta es probablemente la transformación medioambiental positiva más grande en el Sahel y tal vez de toda África". Chris ha estado investigando el cambio en el uso de la tierra en África por más de 30 años, de modo que él está muy bien posicionado para hacer una declaración como esa.

El impacto ha sido sencillamente enorme. Durante los últimos 10 años, la utilización del FMNR ha resultado en la captura de entre 100 a 200 millones de toneladas de CO2. Se hizo una evaluación local del proyecto en el distrito donde yo vivía, y yo estaba muy decepcionado con la definición que usaron de regeneración natural y con la línea base utilizada, pero incluso con una definición fallida, aún así llegaron a estos números, que los granjeros han recibido una ganancia directa de los árboles y de los beneficios de los árboles 17-23 millones de dólares por año. Para ponerlo en contexto, Níger a menudo es puesto entre los países más pobres del mundo en la escala de estándares de vida de la ONU. 

A medida que este movimiento empezó a crecer en Níger, empecé a preguntarme, ¿dónde más podría ser posible? Si vemos simplemente el mapa de la vegetación de África, pueden ver que el tipo de vegetación que hay en Níger se extiende por todo el Sahel y hacia el sur por el lado oriental. Pero Níger tiene uno de los climas más duros, y uno pensaría que quizás en otros lugares la regeneración natural podría funcionar aún mejor. Cuando he tenido la posibilidad de viajar a Indonesia, Birmania y a otras partes de África, ese ha sido el caso, los suelos son más ricos, las precipitaciones son mayores y las especies tienen mucha mayor capacidad para volver a crecer muy rápidamente.

Mi primera gran oportunidad con World Vision la tuve en 2004 cuando empezamos a trabajar en un área en el sur de Etiopía –aunque en realidad yo ya había estado hablando con los agricultores desde 1999, a veces a las cosas les toma un largo tiempo de incubación. Creo que lo que le dio a este proyecto un poco más de perfil, es que era el primer proyecto de reforestación por bonos de carbono de World Vision y por alguna razón por tener esa etiqueta insta a pensar que esta será una verdadera "vaca lechera" que va a traer dinero al país, lo que fue sólo parcialmente cierto, pero de algún modo eso realmente elevó el perfil, y también fue el primer proyecto de bonos de carbono de Etiopía en colaboración con el Banco Mundial. Entonces la noticia empezó a extenderse, y especialmente cuando empezaron a ver los resultados en 2 o 3 años en lo que era una colina rocosa muy estéril: pueden ver las zonas más oscuras [foto] es el suelo desnudo, la mayor parte de la capa vegetal ha sido erosionada. En los años 1970 esto era un bosque, pero por pobreza y descuido la mayor parte del bosque fue destruido. Esta es un área que sufre de hambrunas regulares y la gente, no porque quiera destruir el medio ambiente sino por una pura voluntad de supervivencia, cortaron el bosque, lo convirtieron en carbón y compraron comida para sus familias. Pero en un muy corto período de tiempo, organizamos a las comunidades en cooperativas, establecimos reglas básicas que todo el mundo cumplía, obtuvimos derechos de uso legales de las autoridades de gobierno –este es uno de los mayores avances, antes nadie era dueño de los árboles entonces porque alguien debía cuidarlos– este proyecto particular fue capaz de asegurar derechos de uso, y las cosas comenzaron a pasar. Pueden ver ahí abajo a la derecha  [foto], lo que era una colina estéril, ahora han vuelto todos estos árboles, la vida silvestre esta empezando a volver, un hombre mayor tenía lágrimas en sus ojos mientras me decía que no había visto algunas de estas frutas silvestres por más de 40 años desde que era un niño, hay menos inundación, menos erosión, más forraje. Y de hecho me decían "¡señor Tony, estamos demasiado felices! Ahora hay forraje en nuestros patios y leña cerca, solíamos caminar kilómetros para conseguirla, ¡estamos demasiado felices!" y el pensamiento que me venía era, bueno, yo también estoy demasiado feliz, pero ¡habría estado demasiado más feliz si hubieran empezado en 1999 cuando les empece a hablar de esto! Como resultado de este proyecto, que estaba apenas en el tercer o cuarto año, el gobierno de Etiopía ha hecho el compromiso de reforestar 15 millones de hectáreas –este proyecto eran menos de tres mil–, 15 millones de hectáreas con o sin bonos de carbón, lo que me hizo muy feliz porque todo el proceso de asegurar créditos de carbono era muy engorroso y caro en su forma de entonces, así que lo queremos con o sin bonos de carbono. En la región norte de Etiopía, Tigray, que es una de las zonas más degradadas de Etiopía, es el primer gobierno que conozco de todo el mundo que ha institucionalizado la RNMA, lo que significa que cada año es parte esencial de la planificación y actividades del departamento de agricultura, que la está implementando a través de miles de hectáreas. 

Como decía, tengo el privilegio de que en mi rol actual tengo que viajar mucho más ampliamente, así que en el último año he estado en Sumba oriental en Indonesia. Y lo que debería ser un paraíso tropical, miren esas cintas muy delgadas, estas cintas oscuras en las quebradas, esos son los restos del bosque de Sumba oriental. Siglos de explotación, sobre tala y sobre explotación de la madera de sándalo, quemas, algunos [ininteligible]. Siglos de ese trato y ahora es casi un desierto. En un lugar así, el gobernador de esa parte de la isla sacudía la cabeza y decía: "¡Dios nos ha abandonado! ¡Este debe ser el peor lugar de la tierra para vivir! Si seguimos así vamos a tener que dejar nuestra isla", y yo sacudía mi cabeza pensando, ¡no tienes idea! ¡hay peores lugares que este!. Pero mientras manejabamos por el lugar –y te bajas del auto, es muy importante bajarse del auto, no se puede hacer este trabajo en el auto– y barres ese pasto grueso y esporádico, te agachas de manos y rodillas, ves debajo del pasto y ¡los árboles están ahí!, incluso en esta isla abandonada de Dios, ¡los árboles están ahí! sólo necesitan una oportunidad. Miren un poco más de cerca, están ahí, pero ¿qué está pasando? cada año queman la isla de un extremo al otro. La gente no tiene propiedad de los árboles, "no son míos, le pertenecen al rey, ¿por qué debería preocuparme?". Estoy seguro que la gente ve esos árboles, no es que no sean especialmente inteligente ni especialmente tontos, ellos saben que están ahí pero no hay incentivo, no hay motivación para cambiar las prácticas que tienen. ¡Hay árboles en todas partes! y mientras más [ininteligible], más ves.

Esta es la parte norte de Etiopía, Tigray, la zona más degradada de Etiopía. Ahí hay una comunidad que el gobierno estaba amenazando con relocalizar: "hambruna año tras año, no los podemos dejar aquí, nos está costando mucho alimentarlos año a año, los vamos a llevar a una zona mejor". Y ellos se enojaron mucho por eso, la historia de Etiopía se remonta a siglos, no querían irse, ahí hay iglesias de hace 700 años, sus ancestros están enterrados ahí, ¿por qué tendrían que irse? Y en cada comunidad, estoy seguro, hay un campeón, sólo tienes que descubrir a esa persona. Por mucho que la RNMA trate de una técnica, en realidad trata mucho más de las personas. El sobrenombre de esta persona –no conozco su nombre real– es Aba Hawi, que quiere decir "hombre de fuego", y tiene una de esas voces profundas y roncas que no se pueden ignorar. El dice "¡no nos vamos de aquí! Muévanse, hagamos algo" y empezaron a cavar zanjas de captación de agua al rededor de las colinas, taponearon las quebradas transformándolas en represas, crearon estas áreas cerradas donde se puede ver que ocurre la regeneración natural, que vuelven los árboles de acacia locales. En sólo unos pocos años, las napas freáticas en el valle comenzaron a subir hasta dos o tres metros bajo la superficie. Gente que dependía enteramente de las lluvias para su cultivo anual, ahora cosechaban dos o tres cultivos comerciales al año durante la estación seca, todos tenían pequeñas bombas a motor... ¡increíble! nadie tenía que irse de casa.

Mucha gente me pregunta cuando voy a distintos países, "bueno pero ¿qué harías si no hubieran tocones de árboles para empezar?" Me encanta la afirmación que Brad [Lancaster] hizo antes: "planten la lluvia y las plantas se plantaran solas" [plant the rain and the plants will plant themselves], ¡qué hermoso! Este paisaje [foto] es de lo más parecido a Marte que hay en la tierra, estaba tan destruido, está en el norte de Níger y tenían un proyecto IFAD (Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola) con el que empezaron a cavar fosas zaï y medias lunas para atrapar el agua que llovía, pero lo que empezó a pasar en los años venideros fue que el bosque apareció solo. Un poquito misterioso pero no tanto, creo que con las deposiciones animales, probablemente de pájaros, llegaron las semillas de los árboles. Planten la lluvia y las plantas se plantaran solas. 

Por mucho que esté en el negocio de promover el reverdecimiento y que todo se trata de árboles, realmente he llegado a apreciar y a darme cuenta durante los últimos años que se trata de sembrar alegría, y he tenido las reacciones más increíbles cuando hago un taller, la gente empieza a bailar, empieza a aplaudir, inventan canciones, es realmente entretenido y la gente se entusiasma. Uno llega a una situación en que tenemos gente que ha sido pisoteada, golpeada, asustados del cambio climático –no quiero disminuir la seriedad de esto, pero la gente está realmente preocupada y las condiciones están empeorando: tormentas más severas, sequías mayores, vientos más fuertes volando los techos, falta de forraje, rendimientos de cultivos decrecientes; están realmente asustados. Y entonces uno les dice, "¿saben? esos tocones insignificantes de árboles que están ahí, estos pequeños brotes que cortan y queman todos los años y que entierran con el arado, de hecho pueden hacer una gran diferencia". Y es divertido cuando vuelvo, suelo volver a visitar los lugares después de un año o dos, a menudo hago una fiesta y la gente comparte conmigo todas las cosas que están pasando.

Para poner las cosas un poco en contexto, trabajo en un equipo de World Vision Australia, el equipo de alimentos, cambio climático, energía y recursos naturales.  Buscamos introducir enfoques más sostenibles en la agricultura, tratamos de acceder a financiamiento de cambio climático, ya sea en la forma de bonos de biodiversidad o bonos de carbono o lo que sea, tratando de hacerlos accesibles a la gente más pobre del mundo de modo que ellos puedan crear un paisaje más sustentable. Tenemos expertos en energía que investigan iluminación solar, cocinas eficientes, energía eólica, energía hidroeléctrica, y luego en mi sección que son los recursos naturales... durante los últimos tres años debido a la creciente conciencia de la regeneración natural y de los beneficios que trae, probablemente el 80% de mi tiempo ahora lo paso promocionando esto, es como estar el cielo de los árboles, es genial.

Otro aspecto de mi trabajo, no me voy a detener mucho pero quería compartirlo con ustedes en caso de que alguien quiera continuarlo conmigo en la próxima semana, es el uso de la biodiversidad para ayudar a la gente. Estos árboles son acacias australianas principalmente de zonas muy áridas del desierto australiano, a la izquierda [foto] acacia tumida, a la derecha acacia [ininteligible] creciendo en regímenes de muy baja precipitación y produciendo una abundante cosecha de lo que es, esencialmente, una cosecha de frijoles: altos en proteínas (25%), carbohidratos (40%), grasas (6%), tolerante a las sequías, algo fantástico justo en el momento en que la gente enfrenta tanta incertidumbre respecto al cambio climático. Para el arroz, y creo que es muy similar con los otros cultivos principales, cada grado que aumenta la temperatura se traduce en una reducción del 10% en rendimiento. Pues bien, en algunos países que ya están al borde y no obtienen suficiente comida, y en partes de África donde están prediciendo aumentos de 5 grados de temperatura, ¡eso es una caída del 50% del rendimiento! Y aquí están estos árboles, sonriendo, a 50 grados centígrados y a veces incluso más, boyantes en esas condiciones. Entonces son una gran fuente inexplorada. Y no es algo que tengas que comer porque te estás muriendo de hambre, de hecho tiene muy buen sabor. Me agradó mucho cuando venía para acá servían galletas de semilla de acacia, un poquito un truco, porque no tienen mucha acacia, pero era una suerte de recordatorio de que sí, tenemos que insistir en esto hasta que estas estrategias también se adopten. Pero no voy a ahondar en esto, si alguien está interesado por favor que se acerque más tarde.

Y bueno, éste es el plan maestro de Tony para la dominación mundial [foto]. A medida que el interés y la conciencia ha ido creciendo, pensé que tenía que organizarme. Mi estrategia es muy simple, una vez que la gente está consciente de lo que está ocurriendo y del potencial, si me invitan a un taller, nos juntamos con la comunidad e idealmente traemos a los medios, no hay nada que ocultar, traemos a oficiales de gobierno, traemos a otras ONG's, éste no es un club exclusivo, es para compartir, no se paga, es gratis y mientras más gente se entere mejor. Y de hecho cuando se piensa un poco, en el manejo de recursos naturales no se puede hacer como una isla, se necesita que todas las partes interesadas se involucren, ¡tráiganlos a todos! Estoy planeando y esperando que durante los próximos años pueda hacer talleres en todas estas regiones y tan sólo replicar la diseminación natural que ocurrió en Níger, ¿por qué no habría de ocurrir en otras partes también? 

¿Qué se necesita? 

1) Obviamente concientización. Tan obvio como es cuándo te das cuenta que estas cosas están a tus pies, mucha gente no lo ve. El primer paso es la creación de conciencia. 

2) Proveer entrenamiento, unos pocos requisitos simples, usar implementos afilados, por qué podar, cuándo podar, qué especies... unas pocas directrices, no reglas estrictas e inflexibles, sino unas pocas guías que la gente necesite saber. 

3) Prevención de incendios, esto no era un tema muy importante en Níger, pero habiendo viajado a otros lugares como Birmania o Indonesia, me he dado cuenta que es una de las mayores razones del estado de continua deforestación. El bosque volvería a crecer por sí mismo si tan sólo dejáramos de quemarlo.

4) Y luego crear un medio ambiente que entregue posibilidades, dar a la gente la libertad de usar los árboles que están en su área. Hay tantos gobiernos que intentan proteger los bosques manteniendo a la gente alejada. Para empezar, esto es imposible en cualquier parte. Nunca he visto el caso de un gobierno que haya efectivamente logrado mantener a la gente pobre alejada del bosque, todos tenemos una voluntad de supervivencia. ¡Por Dios, denles la libertad, denles los derechos de uso, si no se puede dar la propiedad, den los derechos de uso!, pero junto con eso, enséñenles como manejar ese recurso de manera sustentable. Me gusta provocar a las personas, a menudo en los talleres me dirijo a los guardabosques y les digo "¡si quieren mantener este bosque tienen que aprender a entregarlo!", y luego le digo a la comunidad, "¡si quieren usar este bosque tienen que aprender cómo usarlo de manera sustentable!" 

5) Como mencionaba antes, la comercialización parece ser un elemento realmente crítico en el éxito de esta historia, la gente tiene que ser capaz de ganarse la vida con los recursos naturales que los rodean. 

6) Muy importante tener a todas las partes interesadas involucradas leyendo de la misma página, pues tenemos muchas reuniones con la comunidad, cuáles son las reglas y regulaciones que quieres hacer para que mejoremos este medio ambiente. 

7) Y luego, siempre tratar de trabajar con las estructuras existentes, ya sea una estructura tradicional, o un grupo de desarrollo agrícola, o una cooperativa, trabaja con las estructuras existentes pues es mucho más fácil que tratar de crear estructuras nuevas.

Bueno, eso es un pedacito de la historia y un pedacito de mi visión. A lo largo de los años he contado esta historia probablemente cientos de veces y muy a menudo la gente se va con una muy agradable sensación, esa fue una buena historia, me palmotean la espalda y eso, pero luego no hay mucha acción. Entonces, sólo quiero desafiarlos, dentro de su esfera de influencia, dentro de su capacidad, ya sean organizaciones de base, trabajadores por el desarrollo a nivel de aldeas, ya sea que representen una ONG, un departamento de gobierno, un organismo donante, dentro de su esfera de influencia, ¿qué van a hacer con esta información? Gracias.








    Comments